Elementos personales del contrato de seguros

contrato de segurosEsta es una explicación sobre los elementos que forman un contrato de seguros. El artículo, para facilitar su lectura, está dividido en dos partes. En esta primera parte vamos a conocer los elementos personales del contrato de seguros:

El asegurador:

El asegurador, conocido normalmente como la compañía de seguros, es una persona jurídica autorizada de acuerdo a las disposiciones legales de su país para asumir riesgos de terceros, cumpliendo plenamente con las normas legislativas y percibiendo a cambio de ello una cantidad de dinero llamada prima. Para poder actuar como asegurador, deben cumplirse ciertos requisitos:

  • Constituirse como persona moral o jurídica. No pueden actuar como aseguradores personas físicas.
  • Contar con la autorización expresa de la autoridad. En este caso de la Secretaría de Hacienda.
  • Debe dedicarse en forma exclusiva a la práctica del seguro o del reaseguro, en su caso sin que sea admisible otro tipo de actividades, salvo las operaciones de gestión de fondos colectivos de jubilación;
  • Han de ajustar su situación a las normas de la legislación de seguros, que regulan con detalle la práctica aseguradora, a la vez se hallan sometidas a la inspección y control del Poder público.

Debido a que los seguros están basados en el principio de mutualidad y que es un asunto que afecta a toda la comunidad, a las empresas que que deseen actuar como aseguradoras se le exigen una doble serie de formalidades tanto como jurídicas como económicas, obedeciendo estas de la entidad que se quieran formar para proveer los seguros.

El contratante

El contratante es la persona natural o jurídica “que contrata y suscribe la póliza de seguro, por cuenta propia o de un tercero, asumiendo las obligaciones y derechos que en las leyes. se establecen” . Busca trasladar un determinado riesgo a un tercero (empresa aseguradora) a efecto de que le sean resarcidos a él o a un tercero los daños o perdidas que puedan derivar del acontecimiento de un suceso incierto a la fecha del contrato de seguro. Con tal objeto deberá abonar una retribución (prima) al asegurador.

El asegurado.

El asegurado es el titular del área de interés que la cobertura del seguro  y del derecho a la indemnización que en su día, se satisfaga y que, en ciertos casos, puede trasladarse al beneficiario. Es la persona natural o jurídica a quien el acaecimiento del siniestro va a afectarle más directamente. La figura del asegurado es esencial dentro del contrato de seguros, porque así como no puede existir un contrato de seguros si no existe un riesgo que cubrir, tampoco puede existir sin que haya una persona o destinatario final de la garantía que se pacta, y cuyos intereses, protegidos por el contrato de seguros, son la causa eficiente del contrato.

El beneficiario.

Es la persona que tiene derecho a recibir la prestación del asegurador. La figura del beneficiario tiene especial relevancia en los contratos de seguros de personas, ya que con frecuencia están destinados a aprovechar a un tercero, e incluso en ciertas modalidades esto es necesario, como ocurre en los seguros para caso de muerte. El beneficiario es también la persona que, va a recibir la utilidad del seguro cuando se produzca el hecho contemplado en el mismo (sin ser asegurado). Es aquel sobre quien recaen los beneficios de la póliza pactada, por voluntad expresa del contratante. La designación del beneficiario responde a unos planteamientos de previsión que corresponden a los seguros de carácter personal, de manera especial a los seguros de vida y accidentes, para el caso de muerte del asegurado.

Video relacionado: Contrato de seguros

YouTube Preview Image

contrato de seguros

1 Star2 Stars (+2 rating, 1 votes)
Loading...

contrato de seguros