Skip to content
Home » Comprendiendo los términos del seguro para automóvil en México

Comprendiendo los términos del seguro para automóvil en México

Términos del seguro para automóvil

El seguro para automóvil es una pieza fundamental para proteger tu vehículo y asegurarte de estar cubierto en caso de imprevistos.

Sin embargo, puede resultar abrumador encontrarse con una gran cantidad de términos y conceptos técnicos al adentrarse en el mundo de los seguros.

En este artículo, desentrañaremos los términos más comunes utilizados en el seguro para automóvil en México, explicándolos de manera sencilla y clara.

Así, podrás comprender mejor tu póliza de seguro y tomar decisiones informadas para salvaguardar tu patrimonio.

Para que te sea más sencillo, encontrarás los términos en orden alfabético.

¡Comencemos!

¡Compara el Precio de tu Seguro entre Varias Aseguradoras!

 

 

Principales términos del seguro para automóvil

A continuación te presentamos los principales términos utilizados en el contrato del seguro para auto con una breve explicación.

Se enlistan en orden alfabético.

 

Accidente Automovilístico:

Un accidente automovilístico se refiere a colisiones, volcaduras o cualquier otro evento que cause daños físicos al vehículo.

Este tipo de incidente ocurre debido a una causa externa, ya sea de manera violenta, fortuita, súbita o intencional.

 

Agravación del Riesgo:

La agravación del riesgo ocurre cuando se produce un nuevo estado de las circunstancias que difiere del que existía al momento de contratar el seguro.

Si la compañía de seguros hubiera tenido conocimiento de este nuevo estado, es probable que hubiera establecido condiciones diferentes en el contrato, de acuerdo con el Artículo 52 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro.

 

Alud:

Un alud se refiere a una masa grande de tierra o nieve que se desprende de una vertiente con violencia y estrépito.

Este fenómeno puede ocasionar daños significativos a los vehículos.

 

Asegurado:

El asegurado es la persona física o moral que posee un interés expuesto al riesgo y a quien corresponden los derechos y obligaciones derivados del contrato de seguro.

En el contexto del seguro para automóvil, el asegurado es el titular de la póliza de seguro.

 

Avería:

La avería se refiere a cualquier daño, rotura, deterioro fortuito o descompostura que impida la circulación autónoma del vehículo.

Sin embargo, es importante destacar que la avería no debe ser consecuencia de un accidente automovilístico ni del robo de alguna pieza del vehículo.

 

Beneficiario:

El beneficiario se refiere a la persona física o moral que, en caso de un siniestro que requiera indemnización de acuerdo a lo establecido en la póliza, tiene el derecho de recibir el pago o servicio correspondiente.

Este beneficiario suele ser designado por el asegurado al momento de contratar el seguro para automóvil.

 

Caución:

La caución es una garantía que se presenta ante una autoridad judicial o administrativa con el propósito de asegurar el cumplimiento de una obligación.

En el contexto del seguro para automóvil, puede referirse a la presentación de una caución como parte del proceso legal o administrativo relacionado con un siniestro.

 

Colisión:

La colisión ocurre cuando hay un impacto repentino e imprevisto del vehículo contra uno o más objetos externos en un solo evento.

Este tipo de accidente puede ocasionar daños tanto al vehículo asegurado como a los objetos con los que colisiona.

 

Conductor:

El conductor se refiere a cualquier persona que, al momento de ocurrir el siniestro, esté conduciendo el vehículo asegurado.

Esta persona puede ser el propietario del vehículo, un conductor autorizado o cualquier otro individuo que tenga el control del automóvil en ese momento.

 

Contractual:

El término “contractual” se utiliza para referirse a algo que proviene de un contrato o se deriva de él.

En el contexto del seguro para automóvil, se utiliza para describir elementos, cláusulas o situaciones relacionadas con el contrato de seguro celebrado entre el contratante y la compañía aseguradora.

 

🥇Seguro para Autos Viejos o Clásicos - Ahorra Seguros

 

Contratante:

El contratante es la persona física o moral cuya solicitud de seguro ha sido aceptada por la compañía aseguradora en base a la información proporcionada.

Es quien suscribe el contrato de seguro y asume las obligaciones que derivan del mismo, a menos que dichas obligaciones correspondan expresamente al asegurado o beneficiario.

 

Contrato de Seguro:

El contrato de seguro es un acuerdo de voluntades en el cual la compañía aseguradora se compromete, a cambio de una prima, a indemnizar un daño o pagar una suma de dinero cuando se produce el evento previsto en el contrato.

La póliza, los endosos, la solicitud y las condiciones generales forman parte integral y constituyen la evidencia del contrato de seguro celebrado entre el contratante y la compañía aseguradora.

 

Daño Punitivo:

El daño punitivo se refiere a la penalización económica de carácter ejemplar impuesta por un juez o autoridad a una persona.

Este tipo de daño tiene como propósito servir como un ejemplo disuasorio para los demás, y es independiente de la reparación del daño material directamente causado.

 

Deducible:

El deducible es la participación económica que el asegurado debe pagar en cada siniestro. El monto o porcentaje del deducible está establecido para cada cobertura en la carátula de la póliza.

Es un monto que el asegurado asume de su propio bolsillo antes de que la compañía aseguradora cubra el resto de los gastos o pérdidas.

 

Depreciación:

La depreciación se refiere a la disminución del valor de un vehículo, sus refacciones o partes, debido al uso, el paso del tiempo o la obsolescencia.

Es un fenómeno natural que ocurre con el tiempo y puede influir en la valoración y cobertura de un vehículo en caso de siniestro.

 

Estado de Ebriedad:

Se considera que un conductor se encuentra en estado de ebriedad cuando, según el dictamen del médico legista o del personal encargado de realizar la evaluación correspondiente, presenta intoxicación por consumo de bebidas alcohólicas, sin importar el grado o intensidad de dicha intoxicación.

Este estado puede ser determinante en el contexto de un siniestro y puede tener implicaciones en la cobertura del seguro para automóvil.

 

Fraude:

Se considera delito de fraude cuando una persona engaña a otra o se aprovecha de un error en el que esta última se encuentra, con el objetivo de obtener ilícitamente algún bien o beneficio económico indebido.

En el contexto del seguro para automóvil, el fraude puede referirse a acciones engañosas o fraudulentas relacionadas con la presentación de reclamaciones, documentación falsa o cualquier otra conducta ilegal que afecte los derechos y obligaciones establecidos en el contrato de seguro.

 

Influencia de Drogas:

Se considera que un conductor se encuentra bajo la influencia de drogas cuando, según el dictamen del médico legista, presenta intoxicación por sustancias minerales, vegetales y/o químicas que pueden tener efectos estimulantes, depresivos, narcóticos o alucinógenos.

Es importante destacar que el asegurado no podrá demostrar que estas sustancias le fueron recetadas por un médico.

La influencia de drogas puede tener implicaciones en la cobertura del seguro para automóvil en caso de un siniestro.

 

Inundación:

La inundación se refiere a la elevación del nivel del agua, ya sea por lluvia intensa o desbordamiento de los cauces naturales, que cause daños físicos directos a la carrocería o interiores del vehículo debido a la penetración del agua desde el exterior al interior del mismo.

Se excluyen los daños causados por puertas o ventanas abiertas, así como la falta de algún cristal o dispositivo que proteja al vehículo de la intemperie.

 

Ocupante:

El término “ocupante” se refiere a toda persona que viaja en el automóvil, dentro del compartimiento destinado para el transporte de personas y que no es el conductor.

También puede ser conocido como “persona ocupante” o “tercero ocupante”.

El número máximo de ocupantes permitidos se especifica en la tarjeta de circulación del vehículo.

 

Automóvil Prohibición - Foto gratis en Pixabay - Pixabay

 

Pérdida Parcial:

Se considera una pérdida parcial cuando el monto necesario para reparar el daño causado al vehículo asegurado, incluyendo mano de obra, repuestos y materiales necesarios para la reparación, no excede el 75% de la suma asegurada estipulada.

Esta definición es relevante para determinar la cobertura y los límites de indemnización en caso de un siniestro parcial.

 

Pérdida Total:

Se considera una pérdida total cuando el monto necesario para reparar el daño causado al vehículo asegurado, incluyendo mano de obra, repuestos y materiales necesarios para la reparación, excede el 75% de la suma asegurada estipulada.

El asegurado puede solicitar la declaración de pérdida

 

Representante:

Se refiere a cualquier persona, ya sea o no acompañante del beneficiario, que realice gestiones en nombre del beneficiario y que esté debidamente autorizada para ello, con el fin de facilitar la prestación de los servicios de asistencia.

Este representante actúa en beneficio del beneficiario y tiene la capacidad legal para llevar a cabo las acciones necesarias.

 

Salvamento:

El término “salvamento” se refiere a los restos del vehículo después de ocurrir el siniestro, en el cual el vehículo ha sido determinado como una pérdida total debido a daños materiales o robo total.

Los derechos sobre estos restos han sido transferidos a la compañía de seguros de acuerdo con lo establecido en los Artículos 111 y 116 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro.

 

Siniestro:

El siniestro es la ocurrencia de un evento imprevisto y fortuito, previsto en el contrato de seguro, que causa daños cubiertos por la póliza.

Como resultado del siniestro, la compañía de seguros se compromete a responder hasta el límite de responsabilidad contratado.

 

Subrogación:

La subrogación es el acto mediante el cual la compañía de seguros asume los derechos y obligaciones del asegurado en relación con terceros responsables del siniestro, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 111 de la Ley Sobre el Contrato de Seguros.

Esta acción permite a la compañía de seguros tomar acciones legales

contra los responsables del siniestro en nombre del asegurado.

 

Suma Asegurada:

La suma asegurada se refiere al límite máximo de responsabilidad asumido por la compañía de seguros para cada una de las coberturas contratadas.

Este límite se establece en el momento de la contratación del seguro y se especifica en la carátula de la póliza.

La suma asegurada representa el monto máximo que la compañía de seguros pagará en caso de un siniestro, de acuerdo con los términos y condiciones del contrato.

 

Terceros:

Los terceros son aquellas personas involucradas en el siniestro que da lugar a la reclamación y que no se consideran ocupantes, conductores, propietarios del vehículo asegurado, ni dependientes económicos del conductor o del contratante del seguro.

Estas personas pueden ser terceros afectados por el siniestro y que tienen derechos o responsabilidades relacionadas con el evento.

 

Vehículo Asegurado:

El vehículo asegurado se refiere a la unidad automotriz especificada en la carátula de esta póliza o en la relación de incisos en el caso de flotillas.

Esto incluye las partes o accesorios que el fabricante adapta originalmente para cada modelo y tipo específico presentado en el mercado.

Es importante destacar que el vehículo debe haber sido fabricado en la República Mexicana o encontrarse legalmente en el país para ser considerado dentro de la cobertura de la póliza.

 

Vuelco:

El vuelco se define como el evento en el cual, debido a la pérdida de control y estabilidad, el vehículo gira y se levanta, total o parcialmente, de la superficie por la que transita o circula.

El vuelco puede ser consecuencia de diversas circunstancias, como maniobras bruscas, exceso de velocidad o condiciones adversas en la vía.

Los daños resultantes de un vuelco están cubiertos por la póliza, siempre y cuando cumplan con los términos y condiciones establecidos.

 

 

Video – Términos del seguro para automóvil

 

 

Conclusión

Estos son los principales términos del seguro para automóvil que encontrarás en el clausulado de tu póliza.

Es importante que tengas una clara noción de ellos ya que pueden ser la diferencia entre vivir una experiencia agradable con tu seguro o no.

Si tienes alguna pregunta o comentario, utiliza el espacio que se encuentra aquí abajo.

 

términos del seguro para automóvil

2 thoughts on “Comprendiendo los términos del seguro para automóvil en México”

  1. Pingback: La seguridad en los autos: Protege a tu familia

  2. Pingback: Seguros de Automóvil en México 2024

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *